Ruta de aventura

A diferencia de los parques de cuerdas, en los parques bajos el visitante no debe contar con protección ya que los elementos y las plataformas se encuentran a una distancia segura de entre 30-100 cm sobre el suelo. Las estaciones pueden ajustarse a actividades de teambuilding, zonas de juegos y escaleras terapéuticas, lo que permite utilizar el recorrido de cuerdas de diferentes formas.

Abenteuerpfad - Niedrigseilgarten zum Spielen

Ruta de aventura

Ruta de aventura

La ruta de aventura es un parque bajo de cuerdas para jugar. Algunos elementos de escalada y equilibrio se adosan a un recorrido y ofrecen gran variedad de espacios de juego convencionales. En los recorridos, pueden integrarse todos los elementos imaginables como, por ejemplo, elementos de nuestros parques de escalada. Los elementos de aventura aúnan varias opciones de movimiento en un recorrido general, donde las estaciones pueden utilizarse de forma individual o puede realizarse todo el recorrido.

La ruta de aventura es un sistema modular de escalada y juegos que puede adaptarse de forma flexible a todas las necesidades. Las opciones de combinación de las estaciones son casi infinitas. Dado que el parque bajo de cuerdas ofrece espacio para muchos niños a la vez, es perfecto para patios escolares o espacios exteriores de guarderías. Los recorridos lúdicos se integran perfectamente en parques e instalaciones públicas gracias a su aspecto natural.

Los elementos clásicos de los jardines de escalada, como puentes colgantes, barras de equilibrio y redes, pueden combinarse con otros equipos de juego como toboganes y torres de escalada.

Realizar una consulta    Saber más sobre nuestras estructuras recreativas

Datos de referencia:

  • Material: robinia y alerce
  • Edad: a partir de 3 años (en función del nivel de dificultad, también resulta interesante para jóvenes o niños de más edad)
  • Valor de entretenimiento: entrenamiento, movilidad, equilibrio, destreza, competencia social

La ruta de aventura no solo divierte, sino que también favorece el desarrollo de los niños. Se ejercita especialmente el sistema motor, la posición corporal y la autoestima. También se mejora el comportamiento social al jugar con otros niños.